9/4/12

Las películas de amor

Vale, empecemos por el principio, películas de amor es un concepto aparentemente muy amplio, dado que si buscamos en Google "películas amor" nos salen unos listados de películas interminables, con al menos 100 títulos. Películas antiguas, películas nuevas, clásicos, algunas que ni siquiera tienen que ver con el amor...

Así que comenzaré por definir la naturaleza de mi post. En primer lugar, sí, es un post sobre las películas de amor, o como mi madre diría cursis, o aún más, como mi prima diría "pastelitos", películas para chicas si lo preferís, aunque he de aclarar que las películas que citaré a continuación son en general films que les gustan también, y bastante además, a los chicos.

Dejaré de lado a Judy Garland, Audrey Hepburn, Marilyn Monroe y otras estrellas del siglo pasado, en primer lugar porque me apetece hacer este post sobre las películas de amor dichas de tipo "moderno", y no grandes clásicos de amor del cine americano. Sobre todo dado que estas últimas se merecen su post propio y de calidad y no mezclar todo en un mejunje sin pies ni cabeza.

Aunque haya dicho "modernas", más por el tipo que por otra cosa, hablaré a continuación de tres películas, que en realidad ya tienen unos cuantos años y que a mi parecer son tres grandes clásicos del cine de amor "contemporáneo" : "Cuando Harry encontró a Sally", "Tienes un e-mail" y "Notting Hill".


En 1989, "Harry encontró a Sally", y ¡vaya encuentro!, dirigida por Rob Reiner, guión de Nora Ephron, e interpretada por Meg Ryan y Billy Crystal, éstos se embarcarán en una relación que les llevará por diferentes etapas a través de los años.

Derroche de humor, ingenio y originalidad, fuente de los futuros films de amor, con unos diálogos picantes y que sin duda te hacen pensar y hasta enrabietarte ante las obviedades de la vida que siempre intentamos negar.

"—Los matrimonios no se rompen por la infidelidad. Es sólo un síntoma de que algo funciona mal.
—¿En serio? Bien, pues ese "síntoma" se está follando a mi mujer." ("Cuando Harry encontró a Sally")


Nueve años más tarde en 1998, y aún en Nueva York, Meg Ryan cambia de aires para encontrarse esta vez con Tom Hanks. Nora Ephron es de nuevo la guionista, esta vez junto a Delia Ephron, y a su vez la directora de este remake de "El bazar de las sorpresas" de Ernest Lubitsch.

Kathleen Kelly (Meg Ryan), la propietaria de una pequeña librería de cuentos infantiles, ve peligrar su negocio cuando una cadena de grandes librerías abre un local al lado de su tienda. Conocerá a Joe Fox (Tom Hanks), el hijo del dueño de la cadena, que le producirá una gran antipatía por su forma de llevar los negocios. Lo que ambos desconocen es que mantienen una relación por correo electrónico.


Un año después en 1999, cruzamos el charco, cambiamos a la rubia por la morena, añadimos unas escenas inmejorables, unos personajes entrañables y al guapísimo Hugh Grant y ¡listo! Lo mejor, el simpático, estrambótico y desgreñado compañero de piso de éste (Rhys Ifans).

En este film dirigido por Roger Michell y escrito por Richard Curtis, con una fantástica banda sonora, William (Hugh Grant) es el propietario de una pequeña tienda de libros de viajes en el londinense barrio de Notting Hill. Su vida cambiará el día en que Anna Scott (Julia Roberts), una famosa estrella de cine, entra en su librería.

6/12/11

La fotografía de moda

La fotografía de moda, aunque siempre centrada en la prenda, puede ser abordada de muchas maneras diferentes. Dejando de lado el packshot, el catálogo y las pasarelas, ésta es principalmente publicitaria y sus fotos van generalmente dirigidas a las revistas. No obstante existen excepciones como los blogs de moda, en los cuales el bloguero no ha sido contratado por nadie ni tiene la intención de vender las prendas que muestra. Aunque estos blogs se alejen un poco del sentido de la verdadera fotografía de moda, los añadiremos al lote puesto que fotográficamente poseen la misma finalidad, que es enseñar el estilismo de forma artística. Dicho esto, dividiremos la fotografía de moda actual en cinco estilos: clásico, blog, moderno, "fuera de serie" y "rebelde".

La fotografía de moda de tipo clásico es aquella que sublima a la mujer, mostrándola como una diosa, poderosa, femenina y elegante. Generalmente caracterizado por el blanco y negro, aunque el color también encuentra su sitio, este tipo de fotografía viene de los grandes fotógrafos de moda del siglo XX como Helmut Newton o Irving Penn.

Dándole su toque de picardía, nos topamos con el mejor ejemplo de este género, Ellen Von Unwerth.




Desde hace ya unos años, he visto crearse, crecer y convertirse en el Monstruo de las Galletas al fenómeno de los blogs de moda. En general son chicas jóvenes, que amantes de la moda, deciden hacerse fotos enseñando su estilo del día a día. En un principio era una buena idea, te enseñaban a vestirte con estilo a precios asequibles, te hacían descubrir tiendas que no habríamos encontrado ni en las Páginas Amarillas y todo ello sumado al hecho de que los blogs son gratis y que además la persona fotografiada es una mortal y no una modelo de las que jamás vimos en la vida real. Con el tiempo el fenómeno blog de moda se fue extendiendo hasta lo impensable, llegando a un punto en que no puedes navegar sin tropezarte con uno.

El pionero en su género es Scott Schuman, más conocido por The Sartorialist, quién decidió mostrar al mundo, bajo los ojos de un diseñador, aquellos modelos que pudiesen inspirar a la gente.




La fotografía de moda moderna es la que está de moda, nunca mejor dicho, en este momento. Se caracteriza más por la apariencia de la imagen que por su contenido. Sus marcas de fábrica son los colores pastel con aspecto solarizado.

Representante absoluta de este estilo y perfecta en su realización, Camilla Akrans.




Por otro lado están los fotógrafos de moda "fuera de serie" que intemporales e independientes de la época, el medio o la moda, ellos siempre destacan por su estilo muy personal y único.

La perfecta definición de un fotógrafo "fuera de serie" la protagoniza, Nick Knight.




Por último tenemos los fotógrafos de moda "rebeldes", que son aquellos fotógrafos que han llegado a la fama por su estilo original y rebelde, siendo después cuando bajo numerosas peticiones se han introducido en el mundo de la moda, pero siempre sin cambiar en absoluto las fotografías que hacen.

Para ilustrar el ejemplo, tres fotógrafos muy diferentes, Erwin Olaf, David LaChapelle y Terry Richardson.

Erwin Olaf conocido por su estilo depurado, los tonos oscuros y el aire retro.




David LaChapelle famoso por sus imágenes provocadoras y saturadas de colores.




Y Terry Richardson, hijo rebelde y salido de América, firma con su flash frontal.



18/11/11

DRUG ME

DRUGS, SEX, LOVE, DRUGS, LOVE, SEX, DRUGS, LOVE, DRUGS, SEX, DRUGS, DRUGS, SEX, DRUGS, ADDICTION, DRUGS, DRUGS, SEX, DRUGS, DRUGS, DRUGS, DESPERATION, DRUGS, DRUGS, DRUGS, DRUGS, DRUGS...  . . .   .  .  .

Con las drogas no hay escapatoria y si no que se lo digan a los pobres protagonistas de estas dos historias. Qué mejor forma de hacernos decir NO a las drogas que leyendo o viendo "Requiem for a dream" y "Trainspotting". El Estado debería olvidar sus anuncios insípidos e inefectivos contra las drogas y obligarnos, para nuestro mayor placer, a ver estas dos películas.


"Requiem for a dream" (o "Réquiem por un sueño" en español) es en sus orígenes una novela de 1978 del escritor americano Hubert Selby Jr. Es él mismo quien años después en 2000 realiza la adaptación para la gran pantalla junto al director, Darren Aronofsky. Selby es también conocido por su otra novela, también llevada al cine, "Last exit to Brooklyn" ("Última salida, Brooklyn").

Requiem cuenta la historia de cuatro personajes, Harry (Jared Leto), su madre (Ellen Burstyn), su novia (Jennifer Connelly) y su amigo (Marlon Wayans). Cada uno con sus planes y ambiciones en la vida. Poco a poco se irán viendo atrapados en una espiral de drogadicción cada vez más frenética y destructiva.


Darren Aronofsky que cuenta con los aclamados films, "Pi (fe en el caos)", "El luchador" y "Cisne negro", muestra su inigualable talento una vez más en "Requiem for a dream", en el que le acompañan Jared Leto, actor y músico estadounidense, Ellen Burtyn, que ya hizo un increíble papel de madre en "El exorcista", Jennifer Connelly, que desde niña mostró lo que valía, y Marlon Wayans, que nos sorprende saliéndose de su género habitual.

Una película espléndidamente filmada, con un guión impresionante, unos actores espectaculares y unas escenas de vértigo, que sólo es comparable a "Trainspotting".



"Trainspotting" es a su vez una novela escrita en 1993 por Irvin Welsh. Su magnitud está perfectamente resumida en la crítica de Rebel Inc. : "El mejor libro jamás escrito por hombre o mujer... merece vender más copias que la Biblia".

Considerada como una de las cinco mejores películas británicas de todos los tiempos y con un duro acento escocés, "Trainspotting" narra la historia de cinco jóvenes adictos a la heroína que viven en un mundo aparte, reinado por el sexo, la violencia y la verborrea.


Así como "Requiem for a dream" es conocida por sus planos y secuencias poco corrientes y sorprendentes, "Trainspotting" es conocida por sus brillantes y agudas frases.

El director Danny Boyle, célebre por su película "28 días después" y "Slumdog Millionaire" con la que ganó un Oscar, un Globo de Oro y un BAFTA al Mejor Director, hace un magnífico trabajo en "Trainspotting". Del mismo modo el actor principal Ewan McGregor, hoy en día un actor de renombre que cuenta con una larguísima lista de películas, brilla con estrella propia.


Atención al consumidor, ¡hay escenas muy duras! En fin, "Who needs reasons when you've got heroin?"

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...